Cinco recomendaciones para comenzar tu semana motivado

¿Alguna vez has tenido esa deprimente sensación típica de los lunes por la mañana, cuando ves que el fin de semana está a años luz? ¿Alguna vez has comenzado la semana sintiendo que tus niveles de motivación están por el suelo? Si esto te suena familiar, te damos cinco consejos para ayudarte a estar más motivado y comenzar la semana laboral con una perspectiva más positiva.

1. Descansa lo suficiente

Aunque esto parezca muy simple, muchas personas subestiman el valor de mantener hábitos regulares de sueño y descansar lo suficiente. Intenta aprovechar tus fines de semana de forma inteligente para mantener un buen balance entre tu vida social y el descanso. Dormirte temprano el domingo puede marcar la diferencia en tu perspectiva del lunes por la mañana.

 2. Conoce tu objetivo

Evalúa los motivos por los cuales haces tu labor. ¿Qué hace que te interese este empleo? Para sentirte realmente pleno, tus motivos no solo deben limitarse a tu sueldo y beneficios. Para mantenerte motivado, debes entender el verdadero propósito de tus esfuerzos profesionales.

Quizá tu objetivo ha cambiado hace poco y debas recordar los motivos por los cuales elegiste esta carrera profesional por sobre otras. Si careces de un gran sentido de motivación, ¿qué puedes hacer para recuperarlo?

 3. Define tu trayectoria profesional

Para sentirnos plenamente motivados, la mayoría de nosotros deseamos tener un claro sentido de dirección y avance en nuestras carreras profesionales. ¿Cuál es tu meta final? ¿Qué pasos debes seguir para lograrla todos los días?

Tu empleador debe ayudarte a entender las opciones que tienes disponibles para que avances en la empresa. Además, debes ser proactivo en la búsqueda de oportunidades de capacitación, desarrollo y ascenso cada vez que puedas. Las metas futuras claras y atractivas son fundamentales para nuestra satisfacción aquí y ahora.

 4. Sé específico

Si continuamente tienes sentimientos negativos hacia tu empleo, es importante evaluar la causa de tu descontento. ¿Te sientes estresado y saturado o poco valorado y sin desafíos?

Tu falta de motivación puede deberse a factores externos más que a un problema personal inexplicable. Si tienes problemas en tu cargo o sientes que hay cosas que podrían cambiar para bien, no temas en darle tu opinión a tu jefe directo de una manera profesional.

Si los problemas no se tratan, pueden crecer, y solo contribuirán a tu desinterés en tu trabajo. Los empleadores desean que estés contento y motivado y que seas productivo; un buen empleador debe tomarse en serio cualquier problema y ayudar a corregirlo con tu aportación.

 5. Considera un cambio

Si continuas con esa sensación de los lunes por la mañana, quizá sea momento de considerar un cambio de carrera profesional. Hablar con un especialista en reclutamiento podría ayudarte a identificar lo que buscas. Una charla con uno de nuestros asesores podría orientarte para seguir los pasos necesarios y lograr estar satisfecho en tu trabajo.

Mobilau SM