Tips para mejorar tu relación con tu jefe

Utiliza la inteligencia emocional

La base de toda buena relación es la comunicación, de modo que expresar tus ideas de forma clara y precisa ayudará mucho ya que, al trabajar en equipo, les permitirá ponerse de acuerdo de forma sencilla y lograr las metas con eficacia y eficiencia.

Además es importante saber utilizar la inteligencia emocional y sintonizar no sólo en lo que se te pide, sino también entender un poco sobre cómo se siente tu jefa o jefe.

 

No debes olvidarte del respeto

Aunque no estés de acuerdo con lo que se dice, no emitas conductas agresivas o groseras como gritar, dar malas contestaciones o dejar el trabajo sin hacer. Este tipo de comportamiento te hará ver como una persona con la que no se puede trabajar y, en vez de mejorar tus relaciones, las enfriará.

 

Lo personal no es lo laboral

No olvides separar lo personal de lo laboral.  En algún punto podrá haber diferencias laborales y deberán dejar de lado la amistad para resolver los conflictos que se presenten. También es importante que tomes en cuenta que cuando tu jefe te hace una crítica, la mayoría de las veces, será hacia lo que haces y no hacia lo que eres.

Ser puntual es muy importante, tanto en tu horario de trabajo como en la entrega de los resultados. 

 

Tu jefe no es tu amigo

No te vuelvas un amigo íntimo de tu jefe o jefa ya que el exceso de confianza resulta peligrosa para el ámbito laboral , para la creatividad y productividad, aunque esto no signifique que debas alejarte totalmente de tu jefe. Una buena relación con tu jefe es una ventaja que ambos deben aprovechar en beneficio del crecimiento profesional y organizacional, tratando de mantener la cortesía, respeto y comunicación mutuos.

Contrata-me